3 abr. 2011

La historia del Racismo. Justificaciones científicas y religiosas. Motivaciones económicas y de dominio

RACISMO


Consideramos que “uno de los aspectos fundamentales de la ideología racista es la dimensión ontológica de sus efectos sobre las personas esclavizadas, en especial los efectos psicológicos del colonialismo en los colonizados, de modo que las personas esclavizadas y colonizadas no sean excluidas sólo desde el punto de vista de los derechos, privilegios (bienes, servicios y oportunidades) sino también desde el punto de vista de sus valores e ideas. En éste sentido, es necesario comprender que la dominación política y la explotación económica llevada a cabo por el emprendimiento colonial fueron acompañadas por una sustracción de la condición de ser humano-sujeto de vida, cultura e historia-de los y las africanas colocándolas/los en una posición de subalteridad.” No saber ¿quienes somos?, ¿de dónde venimos?, ¿dónde y por qué estamos en determinados lugares?, ¿cómo es la situación en la que la mayoría de nuestro colectivo se encuentra? Éstas son interrogantes no resueltas corresponden a un clima de incertidumbres que “otros” han intentado responder por “nosotros/as”; y “nosotros/as” ingenuamente o por ignorancia o simplemente por resignación, nos hemos conformado en la mayoría de los casos, con la mirada del colonizador y neocolonizador desde cualquier plataforma: la academia, la iglesia, el Estado, la política y otros espacios que legitiman sus construcciones discursivas de la dominación estructurada sobre la base del racismo y la discriminación racial.

El Racismo como ideología fue justificado y construido en base a interpretaciones bíblicas y a fundamentos científicos y de grandes pensadores europeos que construyeron simbólicamente la superioridad de Europa por sobre otros continentes. Esta opresión fue tan hábil y fuertemente construida que  convenció al resto de la Humanidad de la grandeza de Europa  y por tanto de la subordinación del resto al centro mundial. Es importante decir que esta construcción ideológica permitió el sustento para el desarrollo capitalista y dio justificación a la trata y tráfico de personas africanas esclavizadas.

El racismo bíblico


En el siglo XIX se desarrolló en Europa una interpretación racista del texto de la Biblia cristiana, a partir de algunas elaboraciones sobre el diluvio universal y los hijos de Noé, sobre todo de la maldición de Canaan, presentes ya en la Edad Media.
Según esta interpretación, la Biblia indicaría que hay tres razas humanas, provenientes de los tres hijos de Noé: Sem, Cam y Jafet. De Sem descenderían los judíos y árabes; de Cam, los negros; y de Jafet, los blancos. Esta visión bíblica de la humanidad dividida en razas se complementaba con la llamada maldición de Canaan, hijo de Cam, al que Noé condenó: "maldito sea Canaán, siervo de siervos será a sus hermanos" (Gén. 9:18-29 9:18-29). La interpretación racista de la Biblia, sostuvo que la maldición de Canaan fue una maldición de Dios a la "raza negra", por la cual ésta era condenada a servir a los blancos.

Les invitamos a mirar el documental sobre la Historia del Racismo como una forma didáctica de interiorizarnos más en el tema.













No hay comentarios:

Publicar un comentario