3 sept. 2011

KWANZAA Y EL CENSO DE POBLACIÓN: PROMOVIENDO LIDERAZGOS JÓVENES AFRODESCENDIENTES

El Censo de Población que comenzó a desarrollarse desde el 1 de setiembre del corriente año, ha contribuído a poner sobre la mesa, la discusión sobre la visibilidad estadística de la población afrodescendiente. Por primera vez, en nuestra historia, se incorpora una dimensión que nos permitirá tener datos sobre la composición poblacional del país en términos étnico-raciales y más precisamente nos permitirá conocer en que situación se encuentra la población afrodescendiente en Uruguay y en que medida el Racismo tiene un impacto negativo sobre nuestras vidas.  

Este hecho constituye una conquista histórica del proceso organizado afrodescendiente. La discusión sobre la visibilidad estadística de la población afrodescendiente no es una discusión meramente numérica sino que tiene importantes implicaciones individuales y colectivas, objetivas y subjetivas, materiales y simbólicas para esta población y como tal ha sido asumida como un compromiso por parte de las organizaciones de la sociedad civil que han incidido en las diferentes instancias gubernamentales para que el derecho a la identidad sea respetado. A partir de este derecho podemos conocer y exigir que el Estado formule acciones y políticas que promuevan el combate al Racismo, la equidad racial y que en definitiva mejore nuestra calidad de vida.

Ya por la incorporación de la dimensión étnico-racial en la Encuesta Continua de Hogares sabemos que somos por lo menos un 10% de la población uruguaya, que una gran parte de la comunidad afrodescendiente se encuentra en situación de pobreza, tienen escaso reconocimiento socio-cultural y casi nulo acceso a las instancias decisorias de poder político. En ese sentido, como comunidad presentamos serias dificultades para participar en el mercado laboral y tenemos obstruido el acceso a los servicios y bienes, a la estructura de oportunidades para poseer una calidad de vida digna. En general, las personas afrodescendientes no podemos disfrutar de nuestros derechos a pesar de que estén en el papel, simplemente porque las oportunidades no están a nuestro alcance.

Los procesos organizados afrodescendientes se vienen gestando desde la presencia de las personas africanas esclavizadas en la época de la colonia, por estas tierras.  Los mismos han puesto gran énfasis en la visbilización cuantitativa y cualitativa de la población afrodescendiente, tanto sea en materia política, económica, social y cultural. Uno de los mayores logros es el reconocimiento del Candombe y su espacio socio-cultural como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, pero aún falta que este reconocimiento se traduzca en activos culturales y económicos para la población afrodescendiente.

Otro de los grandes avances es el reconocimiento por parte del Estado de la existencia del Racismo y de la nociva acción sobre la vida de las personas afrodescendientes, de ahí la incorporación de espacios en el gobierno para colocar en la agenda institucional las problemáticas específicas de la población afrodescendiente. Pero aún falta, que estos espacios tengan los recursos y la jerarquía suficiente para el desarrollo de acciones que impacten positivamente en nuestra comunidad. Por ahora, sólo constituyen, meras instancias simbólicas.

Como parte del proceso organizado afrodescendiente, desde UBUNTU, nos hemos puesta como meta para este año, potencializar y democratizar los logros. Tomar las acciones que surgen del contexto y de la incidencia del proceso organizado afrodescendiente para potencializarlos. Uno de los principales objetivos de UBUNTU, es la promoción para la generación de oportunidades de desarrollo para la comunidad afrodescendiente. Entonces, en el marco de nuestra agenda política, el Censo de Población era un punto central. 

Hace unos días, visitó el páis George Reid Andrews, investigador estadounidense que se especializó en estudios de la diáspora africana en Latinoamérica. Él vino a presentar su libro "Negros en la Nación Blanca" y tuvimos la oportunidad de compartir junto con la organización Salvador, con él, en el marco del curso de formación de Gestores/as de la Transformación Social Afrodescendiente que estamos desarrollando a partir del mes de julio.  Siempre la mirada externa te da luz sobre muchas cosas...pero una de las cosas principales de ese intercambio fue el asumir la importancia de nuestro caso específico como afrodescendientes en el contexto de la Diáspora. Como él dice, Uruguay es un país curiosamente y según la Encuesta Continua de Hogares, el más blanco de todas las Américas. En la última ECH se indica que aproximadamente un 97% de la población se declara como blanca. Claro, que como se puede declarar más de una ascendencia, hay personas que a pesar de tener otras ascendencias, también declararan tener ascendencia blanca. Esto se va a poder ver un poco matizado, con la incorporación en el Censo de la pregunta, cuál de las ascendencias declaradas (si tiene mas de una) es la principal. 


Tabla 1. Población según declaración de ascendencia racial (Uruguay, 2006)
Ascendencia
Volumen
%
Afro o negra
279.429
9,1
Amarilla
8.132
0,3
Blanca
2.970.728
96,9
Indígena
115.158
3,8
Otra
189
0,0
No sabe
11.373
0,3
Fuente: ENHA 2006
Nota: las cifras no suman 100 porque las personas podían declarar más de una ascendencia.

Pero, volviendo a la línea argumental, la blanquitud pasa a ser uno de los rasgos más compartidos por la población uruguaya, incluso por la afrodescendiente. Por ejemplo en países como Canadá este dato es de un 84%, en Estados Unidos es de 72% y así va variando. 

Entonces con la característica de Uruguay, considerado largamente como la Suiza de América y documentada a sí mismo como una nación blanca y de descendiente de europeos, se termina reforzando y reafirmando hasta en los números, este imaginario de sociedad blanca.  Y pensemos, que impacto tiene este imaginario, cómo pesa este imaginario en la población afrodescendiente? Cómo es las situación de una pequeña minoría afrodescendiente en una sociedad de este tipo? Siendo que existe un consenso social en la sociedad uruguaya que valora la blanquitud. Que lugar queda para la negritud?

Justamente George Raid Andrews, tarta de responder eso en su libro, pero para nosotros como parte del proceso organizado afrodescendiente, ese dato de la realidad nos obliga a trabajar en un fuerte proceso de afirmación de la identidad afrodescendiente. En general, nos emergen múltiples interrogantes sobre la "preparación" que tiene la población afro-uruguaya para asumir identificaciones desde lo étnico-racial que cuestionen las desigualdades sociales. Porque debemos de dejar claro, que el Censo de Población, para nosotros ante todo debe de significar un instrumento de distribución de la riqueza. 

En ese contexto de análisis, fue que desde UBUNTU, surge la intención de proponer un espacio desde dónde la categoría étnico-racial se ponga en discusión y reflexión, más allá de los escenarios "academicistas", es decir, instalar estas reflexiones en espacios de reflexión comunitaria en dónde se expresan las dialécticas de las relaciones humanas. De esta forma, fue que desde Diciembre de 2010 estamos desarrollando el curso de Líderes Jóvenes Afrodescendientes. Entendiendo que es necesario para el proceso organizado afrodescendiente contar con más personas que puedan aportar a la transformación social de la comunidad afrodescendiente. Empezamos por la juventud porque ésta no es el futuro, sino que es el presente y nos permite visualizar el producto de nuestras acciones pasadas. Esta propuesta, se desarrolla entendiendo que el rol de liderazgo debe de ser comunitario, por tanto, toda persona debe de ser un potencial líder, en el marco de una comunidad que lo sostenga. En este sentido, el líder no nace, se hace y se hace con una intencionalidad política, con un propósito, como fruto del trabajo colectivo, la fe en que a partir de nuestras acciones transformaremos nuestras condiciones de vida. El Curso de Líderes Jóvenes Afrodescendientes surge también de la responsabilidad que tenemos con el proceso político y con la unidad de la comunidad afrodescendiente. Como personas que estamos liderando procesos debemos de hacer que éstos sean duraderos, asegurar la sostenibilidad y su difusión, posiblitando de esta forma la democratización de las conquistas que el proceso organizado ha alcanzado.
Tenemos un objetivo y una dirección y éstos surgen de nuestro interior comunitario, de nosotros mismos, de esa herencia y sabiduría ancestral que los que estuvieron y están por delante de nosotros nos legaron. De ahí, nuestra autodeterminación y defensa de nuestro posicionamiento político. Por todo esto, es por lo que esta campaña MAMA AFRICA, Tiene que ver contigo!  también tiene en los Principios Kwanzaa, Siete Principios de Negritud o Nguzo Saba, su inspiración. 

KWANZAA

Kwanzaa es una celebración y esta festividad fue creada para fortalecer la cultura Pan-Africana y de fortalecimiento de la comunidad a fin de reafirmar una identidad común entre los pueblos africanos y afrodescendientes de la Diáspora. Kwanzaa no es una fiesta religiosa sino que es una fiesta de celebración de la comunidad.
La palabra “Kwanzaa” se deriva de la frase swahili que significa “primeros frutos”, lo que se refiere a las antiguas fiestas de la cosecha en varios punto de África, por lo que se puede tomar como una de la situaciones de festejo constante en ese continente.
Kwanzaa se basa en siete principios y es muy importante reflexionarlos en comunidad para poder aplicarlos a nuestra vida cotidiana.  

PRINCIPIOS DE NEGRITUD
  • Umoja (Unidad)
  • Kujichagulia (Autodeterminación)
  • Ujima (Trabajo colectivo y Responsibilidad)
  • Ujamaa (Economía Cooperativa)
  • Nia (Objetivo y Dirección)
  • Kuumba (Creatividad)
  • Imani (Fe)










No hay comentarios:

Publicar un comentario