18 jun. 2011

Los derechos humanos de la población afrodescendiente en Uruguay


Ejercicio

Leyendo los artículos de la Declaración Universal de Derechos Humanos, analicemos su significado y relacionémoslo con los problemas y las necesidades que tenemos como personas afrodescendientes.

Reflexionemos:

Pensemos en nuestra familia, entorno y amigos afrodescendientes, cómo es el acceso al empleo, la vivienda, la educación y los servicios de salud?

Según los datos del Instituto Nacional de Estadística, cómo es el acceso de las personas afrodescendientes al empleo, la vivienda, la educación y los servicios de salud? Estos servicios son de buena calidad?

Cuales son los obstáculos que existen para que las personas afrodescendientes puedan hacer ejercicio de sus derechos?

A que piensan que se deben los obstáculos existentes para el ejercicio de los derechos humanos de las personas afrodescendientes?

Material de apoyo para el ejercicio:


RESUMEN DEL ESTUDIO “PERFIL DEMOGRÁFICO Y SOCIOECONÓMICO DE LA POBLACIÓN URUGUAYA SEGÚN ASCENDENCIA RACIAL
Los afrodescendientes tienen una situación "claramente desfavorable" en Uruguay respecto a la población blanca: el doble de pobreza, el triple de indigencia, reciben menos remuneración a igual trabajo y presentan mayor deserción educativa.
Esas son algunas de las conclusiones del estudio "Perfil demográfico y socioeconómico de la población uruguaya según su ascendencia racial", realizado por Marisa Bucheli y Wanda Cabela, difundido ayer por el Instituto Nacional de Estadística.
En Uruguay hay 280.000 personas que se identifican como afrodescendientes (9,1%) y 90.000 como indígenas (2,3%). Es una cifra mayor que la cuantificada en 1996, que las autoras del estudio atribuyen, entre otras causas, a los cambios en la pregunta que se formuló.
Prácticamente, la totalidad de la población (97%) reconoció que tiene antecedentes de origen blanco; 87% dijo que su único componente racial es blanco y 2% que es únicamente negro. La siguiente categoría numérica es la que agrupa a personas mezcla afro y blanca (6%), seguida por indígenas y blancos (2,5%). En total, 10% se considera mezcla de una o más razas.
La población afrodescendiente es claramente más joven que el resto: un tercio tiene menos de 15 años. Además, algunos indicadores señalaron que la mortalidad es más alta entre ellos que en el resto de la población.
Desfavorable. "La minoría de afrodescendiente se ubica en una posición claramente desfavorable frente a la mayoría blanca. La población indígena se sitúa en una posición intermedia en varios indicadores, mientras que en otros se asemeja mucho a la población de ascendencia blanca", concluyeron las autoras del estudio.
En la enseñanza, por ejemplo, los afrodescendientes mayores de 35 años tienen en promedio dos años menos de educación que el resto.
Entre los jóvenes de 18 a 24 años la proporción de blancos que asiste a un centro de enseñanza duplica a los afro: 41% y 22% respectivamente. Respecto a la pobreza, el estudio concluyó que la tasa de la población afro duplica a la blanca: 50% y 24% respectivamente. Además, son pobres 66% de los menores afros, 52% de los que tienen ascendencia indígena y 44% con raíces blancas. La diferencia se acentúa en la indigencia; en esa situación está 5% de los afros y 2% de los de ascendencia blanca.
En materia de ocupaciones, los afrodescendientes se concentran mayoritariamente en empleos no calificados; una "elevada proporción" de los hombres se desempeña en la construcción y de las mujeres está empleada en servicios personales. Mientras, tienen menor participación en empleos de categoría directiva, en salud, enseñanza y en el sistema financiero.
Además, cuando una persona afrodescendiente tiene la misma educación, la misma experiencia y reside en la misma ciudad que una persona blanca, esta última recibe un salario mayor. "Este resultado sugiere que existe discriminación racial en el mercado de trabajo", sostuvieron. También hay diferencias en el trabajo informal: es de 48% para los de población afro y 34% para los blancos.
De Sur y Palermo a la Ciudad Vieja
La mayor proporción de población afrodescendiente se encuentra al norte del Río Negro y particularmente en los departamentos del norte del país, según el estudio.
En Artigas, este grupo llega a representar 25% de la población del departamento. Allí se encuentra la mayor concentración de quienes tienen ascendencia indígena: 10% lo son. En la comparación del conjunto del interior con Montevideo el análisis no encontró diferencias significativas de presencia de personas negras, blancas e indígenas. En Montevideo, la concentración de la población afrodescendiente es "netamente marginal" en los barrios costeros, escasa en la zona céntrica y aumenta hacia la periferia.
También se constató una participación de la población negra por encima del promedio montevideano (9,3%) en las áreas de la ciudad donde están los asentamientos irregulares.
Además, en los barrios Sur y Palermo, tradicionalmente considerados de concentración de población afro, la proporción de ese grupo no es particularmente importante. Sí lo es en la Ciudad Vieja.



No hay comentarios:

Publicar un comentario